NOSOTROS

¿ES UN PLACER QUE SEPAS QUIÉNES SOMOS Y POR QUÉ ESTAMOS AQUÍ?


NUESTRA HISTORIA

Por la gracia de Dios…

La Iglesia Bautista Nazaret tuvo su comienzo en el año 1963, cuando un grupo de hermanos cubanos, sufriendo el exilio político, sintió la necesidad de unirse para adorar y clamar al Señor. Nació como un estudio bíblico reuniéndose en el hogar de Gustavo y Avelina García. Esta pequeña comunidad de fe fue auspiciada como misión por dos años por la Iglesia Bergen Baptist (conocida ahora como Christ Community Church). En el día 26 de septiembre del 1965, fue constituida como iglesia afiliada a la Convención Bautista del Sur.

Fue ordenado como primer pastor de la iglesia el Rev. José Ruiz, quien sirvió hasta diciembre del 1967. En marzo del 1968 fue llamado como nuevo pastor el Rev. Nicomedes Flores. Siguieron años de crecimiento espiritual y en número, lo cual hizo necesario que la iglesia se mudase de su local original en el 311 52nd St. en West New York, al templo que ahora ocupa, en la 5800 Palisade Ave.

La iglesia continuó su crecimiento, viendo como se unían hermanos de muchos países hispanos. El Rev. Flores permaneció fiel en su puesto hasta su retiro en julio del 1997, habiendo servido como pastor de esta iglesia por 29 años. En agosto del 1997 se llamó al Rev. Pablo Flores al pastorado de Nazaret. En agosto del 2003, se nombró como pastor asistente al Rev. Félix Valdivia, quien sirvió hasta agosto del 2012 en esta congregación. Sucesivamente se nombra al Hno. Josué Vázquez, como pastor de jóvenes en junio del 2007. El más reciente miembro del equipo pastoral es el Rev. Noel Navarro, nombrado como pastor asistente en enero del 2013.

Nazaret ahora cuenta con una membresía de casi 700, y continúa firme en su misión de proclamar el evangelio de Cristo en esta comunidad y hasta los confines de la tierra.



NUESTRAS CREENCIAS

Acerca de Dios
Dios es el Creador y Regidor del universo y ha existido eternamente en tres personas: Padre, Hijo y Espíritu Santo. Estos tres son iguales y un solo Dios.
Véase Génesis 1:1, 26,26; Génesis 3:22: Salmo 90:2; Mateo 28:19; 1 Pedro 1:2; 2 Corintios13:14.

Acerca de Jesucristo
Jesucristo es el Hijo de Dios, es consustancial con el Padre. Jesucristo vivió una vida humana sin pecado y se ofreció a sí mismo como el sacrificio perfecto por los pecados del mundo al morir en la cruz. Resucitó de entre los muertos al tercer día, para demostrar su poder sobre el pecado y la muerte. Ascendió al cielo y volverá otra vez a la tierra a reinar como Rey de reyes y Señor de señores.
Véase Mateo 1:22, 23; Isaías 9:6; Juan 1:1-5; 14:10-30; Hebreos 4:14-15, 1 Corintios 15:3, 4; Romanos 1:3, 4; Hechos 1:9-11; 1 Timoteo 6:14, 15; Tito 2:13.

Acerca del Espíritu Santo
El Espíritu Santo es consustancial con el Padre y el Hijo de Dios. Está presente en el mundo para mantener conscientes a los seres humanos de su necesidad de Cristo Jesús. Vive en cada cristiano, sellándolo desde el momento de la salvación.
Provee al cristiano el entendimiento de las verdades espirituales y soberanamente nos dirige en la voluntad de Dios. Da poder al creyente en la obra y consuela en la aflicción. Distribuye dones espirituales, con los cuales el creyente responde al llamamiento de servir y ministrar.
Véase 1 Corintios 3:17; Juan 16:7-13; 14:16,17; Hechos 1:8; 1 Corintios 2:12; 3:16; Efesios 1:13; Gálatas 5:25; Efesios 5:18.

Acerca de la Biblia
La Biblia es la Palabra de Dios, escrita por autores humanos bajo la guía del Espíritu Santo. Es el recurso supremo de verdad para la creencia y vida cristiana. Por ser inspirada por Dios, es verdad irrefutable.
Nuestra primera pregunta al enfrentar una decisión es: “¿Qué dice la Biblia al respecto?” Practicamos la lectura diaria, el estudio y la memorización de textos bíblicos. La Biblia es la base para todo lo que creemos.
Véase 2 Timoteo 3:16; 2 Pedro 1:20-21; 2 Timoteo 1:13; Salmo 119:105, 160; 12:6, Proverbios 30:5.

Acerca del hombre
El hombre fue creado a la imagen espiritual de Dios para ser como Él en carácter. El hombre es el objeto supremo de la creación de Dios. Aunque el hombre tiene un gran potencial para hacer el bien, está manchado por la tendencia de desobedecer a Dios. Esta desobediencia se llama, “pecado”. El pecado separa a las personas de Dios, causa muchos problemas en la vida y al final de la vida llevara a las personas a la condenación eterna en el infierno.
Véase Génesis 1:17; Salmo 8:3-6; Isaías 53:6a; Isaías 59:1, 2; Romanos 3:23.

Acerca de la salvación
La salvación es el don de Dios, pero es necesario aceptarlo. No podemos ofrecer buenas obras ni mejoramiento personal como compensación por nuestros pecados. Solamente confiando en que Jesucristo es la oferta de Dios para el perdón de nuestros pecados, podemos ser salvos. La vida eterna comienza en el momento en que recibimos a Cristo como Salvador y Señor, dándole a Él el control.
Es responsabilidad de cada cristiano compartir las buenas nuevas de salvación con toda persona en su circulo que no conoce a Cristo.
Véase Juan 14:6; Romanos 5:1; 6:23; Gálatas 3:26; Efesios 2:8-9; Tito 3:5.

Acerca de la seguridad eterna
Dios nos da vida eterna a través de Cristo Jesús. Por lo tanto, el creyente está seguro en esa salvación eterna. La salvación no se puede perder. La salvación se obtiene y se mantiene por la gracia y el poder de Dios.
Véase Juan 10:29; 1 Timoteo 1:12; Hebreos 7:25; 10:10-14; 1 Pedro 1:3-5.

Acerca de la iglesia
La iglesia universal es la comunidad de todos los redimidos por Cristo. El Señor la estableció y Él es su Salvador y su Cabeza. De acuerdo al Nuevo Testamento, la iglesia local es un cuerpo autónomo, cuyos miembros son dotados y guiados por el Espíritu Santo para hacer la labor de predicar el evangelio y edificar al creyente.
Reconocemos el valor de la afiliación voluntaria con otras iglesias u organizaciones de igual fe y orden, pero creemos que cada iglesia local debe tener gobierno propio y ser independiente de cualquier control denominacional. Instamos a la congregación a determinar su propia estrategia, estructura y estilo.
La iglesia se sustenta con la ofrendas de los creyentes, como Dios manda. Reconocemos que algunos dan de acuerdo a la medida del 10% del Antiguo Testamento, pero que la medida del Nuevo Testamento es que demos sin límites, regularmente, generosamente y alegremente.

Acerca de la eternidad
Las personas fueron creadas para existir para siempre. Tenemos dos opciones: podemos existir separados de Dios eternamente por el pecado, o unidos a Dios por su perdón y salvación.
La separación eterna de Dios es el infierno. El vivir en unión eterna con Él es la vida eterna en el cielo. El cielo y el infierno son lugares reales para una existencia eterna.
Véase Mateo 1:8; 2:44, 46; Juan 2:25; 3:16; 5:11-13; Romanos 6:23; Apocalipsis 20:15; Hechos 15; Colosenses 1:18; 2 Corintios 9:7


NUESTRA VISIÓN-MISIÓN

Cristo
Ha escuchado las Buenas Nuevas de salvación y ha respondido en fe, reconociéndose pecador y aceptando la gracia de Dios en Jesucristo, invitándole a su vida y dándole el señorío de ella. Presupone una relación personal y creciente con Jesús.
Yo soy el buen pastor; y conozco mis ovejas, y las mías me conocen. Juan 10:14

Su iglesia
Entiende que la iglesia es el cuerpo de Cristo, y que al creer se hace parte de ella. Un verdadero discípulo aprecia y ama la iglesia porque su Maestro se entregó por ella.
Vosotros, pues, sois el cuerpo de Cristo, y miembro cada uno en particular. 1 Corintios 12:27

Conocimiento
Un verdadero discípulo se gradúa de leche a carne, escudriñando las Escrituras, orando y buscando cada día más de su Maestro. Implica el conocimiento de las verdades que son las columnas de la fe cristiana.
Antes bien, creced en la gracia y el conocimiento de nuestro Señor y Salvador Jesucristo. 2 Pedro 3:18

Carácter
Un discípulo llega a parecerse a su Señor. El Espíritu Santo produce frutos espirituales
que llevan al discípulo a semejanza con Cristo. Nuestra personalidad permanece, pero nuestro carácter se transforma, modelando los rasgos de Jesús.
Sed, pues imitadores de Dios como hijos amados. Efesios 5:1

Ministerios
La vida de Jesús se caracterizó por su espíritu de servicio. Jesús nos capacita para hacer lo mismo por medio de su Espíritu, que nos da dones que ponemos en función para la obra de Dios.
Así, pues téngannos los hombres por servidores de Cristo… 1 Corintios 4:1

Misiones
El discípulo es responsable de compartir las Buenas Nuevas, involucrándose en cualquier esfuerzo misionero al cual Dios lo guié. Esto incluye un fuerte compromiso de usar su testimonio personal para alcanzar a las personas con quien se relaciona.
…y me seréis testigos en Jerusalén, en toda Judea, en Samaria, y hasta lo ultimo de la tierra. Hechos 1:8

Nazaret es una comunidad de
discípulos que conocen,
crecen y comparten.

CONFIRMA TU PRESENCIA AQUÍ

TE INVITAMOS A NUESTRO ENCUENTRO ``CONEXIÓN``

Si deseas saber más sobre nosotros, sin compromiso de membresía, te invitamos a una charla informal donde podrás interactuar con nuestros pastores y hacer las preguntas que necesites. Esto acontece el tercer domingo de cada mes, de 4:00 pm a 6:00 pm.